¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

La evolución del ocio en el s. XXI: la lectura

por / Lunes, 17 marzo 2014 / Publicado enOcio

La tablet es uno de los dispositivos que más se usa para leer librosCon el cambio de siglo, la tecnología ha hecho que poco a poco nuestras costumbres a la hora de pasar nuestro tiempo libre se alteren un poco. Un ejemplo de esto puede verse en la lectura: desde la aparición de los ebooks, el iPad y el resto de tablets, nuestra forma de leer y consumir información se ha visto ligeramente alterada.

Hace menos de 10 años comprábamos libros físicos que ocupaban estanterías e incluso habitaciones enteras. Ahora, la comodidad que nos ofrecen las nuevas tecnologías han hecho posible que podamos guardar más de 100 libros dentro de un dispositivo que ocupa menos espacio que un ordenador portátil. Son cada vez menos los que defienden la idea romántica de que un libro de papel tiene más encanto puesto que el ahorro de recursos, de materias primas y, sobre todo, de espacio hace que los lectores se decidan por los formatos digitales a la hora de adquirir un nuevo título.

Inevitablemente, la industria de la edición y publicación de libros ha evolucionado al mismo ritmo. Un ejemplo de editorial que ha sabido adaptarse rápidamente a este nuevo paradigma es Ediciones Albores. No solo han sabido adaptar su catálogo a las necesidades de todos los lectores, sino que además hacen que publicar un libro con Ediciones Albores sea mucho más fácil para escritores noveles.

El ebook es otro aparato que nos hace posible almacenar y leer libros más cómodamente.La lectura ha evolucionado en este campo hasta tal punto que es posible realizar anotaciones en cualquier página sabiendo que después podremos modificar o borrar dicha anotación sin problemas. Además de esto, existen tiendas online en las que es posible comprar libros de manera cómoda e instantánea. Esto ha hecho que cada vez se vendan más libros y se consuma mucha más información en formato ebook o epub. Las cifras de ventas de libros en tiendas online confirman que aquellas editoriales que han sabido adaptarse a las nuevas tecnologías han hecho que el negocio siga adelante a pesar del problema de la piratería. Otro de los factores que ha afectado a la forma de leer libros hoy en día es el llamado Cloud Computing: los libros se almacenan en “la nube”, es decir, se accede a ellos mediante una conexión a Internet que nos conecta directamente con el servidor donde se encuentre almacenado el archivo que contiene el libro. Este panorama habría sonado a ciencia ficción hace 15 o 20 años pero, desde la entrada en el siglo XXI, hemos visto que la tecnología está avanzando a pasos agigantados.

Deja un comentario

SUBIR